DESTAPAR OTRA ITALIA

La bota mediterránea es mucho más que Roma, Venecia y Florencia, los destinos más turísticos. Con 130 kilómetros de costa, la región italiana de Friuli Venezia Giulia cuenta, por ejemplo, con playas de arena dorada y poca profundidad, como las de Lignano y Grado, y también con otra parte rocosa, como la Reserva Natural de Duino. Uno de los puntos más famosos de ese litoral es la villa de Lignano Sabbiadoro, a la que Hemingway calificó como la pequeña Florida italiana. Con una amplísima oferta de deportes náuticos, en las playas de la región se puede practicar desde la tablavela, al esquí acuático o al voley playa; disfrutar de parques acuáticos y rematar la experiencia con su oferta de ocio nocturno. Los que prefieran darse a la historia deben visitar Muggia, que presume de conservar unas de las ruinas romanas mejor conservadas.

Esta región es también el mejor escenario para los amantes de la montaña, pues se encuentra repleta de bosques, parques naturales y espectaculares cañones donde practicar senderismo, bicicleta de montaña, descenso de barrancos, escalada o paracaidismo. Mención aparte merecen los Alpes, que se convierten en cita obligada para los aficionados a los deportes de invierno, con más de 140 kilómetros de pistas esquiables.

Y todo ello acompañado de la deliciosa gastronomía de la región, con sus platos de mar –como el boreto a la graisana (una sopa de pescado servida con polenta blanca)– o los del interior –como los cjarsòns (raviolis con un relleno dulce y sabroso) o el sot la trape (queso marinado). Buon appetito!


www.turismofvg.it