DEL PACÍFICO AL CARIBE, del desierto a la selva tropical, del altiplano a los volcanes nevados, México ofrece al visitante un sinfín de atractivos que hacen de este país uno de los mejores destinos turísticos del mundo. Gastronomía, playa, grandiosos enclaves arqueológicos, historia, folclore y arte colonial complementan una propuesta turística de primer orden que se resume en tres palabras: hospitalidad, cultura y diversidad. La Riviera Maya es uno de los principales destinos turísticos del mundo. Bosques, selvas, junglas, yacimientos arqueológicos, playas de aguas cristalinas, la fantasía del trópico y el misterio de una cultura milenaria -el pueblo maya- conviven en perfecta armonía. Situada en la costa oriental del estado mexicano de Quintana Roo, en el mar Caribe, la Riviera Maya comprende una franja de 130 kilómetros en la que cohabitan desde playas solitarias hasta modernos conjuntos arquitectónicos con hoteles, marinas, instalaciones deportivas y restaurantes. ¿Y qué se puede ver en esta zona? La lista es amplia. Uno de sus principales atractivos son los yacimientos arqueológicos (Tulum, Coba, Xcaret, Playacar, Xel-Há y Muyil son los más visitados). Las playas -solitarias y paradisíacas- son de una belleza espectacular. También destacan algunas actividades deportivas, como el golf, el ecoturismo, el buceo y el esnórquel. En esta zona se encuentra el Gran Arrecife Maya, el segundo más grande del mundo. UNA GRAN DIVERSIDAD Otra maravilla es el parque ecológico Tres Ríos, 914 hectáreas de jungla tropical, donde se puede practicar ciclismo, kayak, senderismo y equitación. En Aktun-Chen se pueden admirar cuevas llenas de estalactitas y estalagmitas y una variada vida silvestre. Tulum ofrece al visitante la posibilidad de contemplar algunas de las ruinas más impresionantes de la cultura maya. En Coba se halla la pirámide de Nohuch Mul. Con 42 metros de altura, es la estructura antigua más elevada dentro de la península del Yucatán. Playa del Carmen, pueblo de pescadores con aires cosmopolitas; la hermosa bahía de Xpu-Há; la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an; y Akumal, conocido como el Sitio de las Tortugas (aquí desova la tortuga marina, en vías de extinción), son algunas de las joyas turísticas de la Riviera Maya, un destino irresistible.