CUANDO LA

rutina adquiere un prota- gonismo excesivo, una escapada de tres o cuatro días ayuda a devolverla a su si- tio. Una tendencia que se ha consolida- do en la forma de hacer de la sociedad actual, que ha olvidado las antiguas prác- ticas que aconsejaban ceñir las vacacio- nes al mes de agosto para repartir los días libres por las diferentes hojas del ca- lendario. La compañía de cruceros Royal Caribbean se apunta a esta filosofía y ofre- ce rutas de tres o cuatro días aptas pa- ra todos los públicos gracias a unos pre- cios a partir de 370 euros. Pequeñas píldoras energéticas que ayu- dan a mantenerse a flote durante todo el año y que permiten visitar diferentes ciudades europeas con una diferencia sustancial respecto a los viajes por aire o por tierra: el trayecto en sí es ya una hui- da de la vida cotidiana, gracias al Voya- ger of the Seas, un barco con todos lo servicios y comodidades que garantiza diversión las 24 horas del día. La pro- puesta de Royal Caribbean consiste en salidas desde Barcelona para llegar a Ni- za y volver de nuevo a la capital catalana.

En el caso de los itinerarios previstos pa- ra cuatro días, la compañía incluye Palma de Mallorca en el recorrido. Una vez a bordo del crucero, el pasa- jero tiene a su disposición una amplia ofer- ta para dejar atrás las preocupaciones de la vida diaria que van desde todo tipo de tiendas y galerías, restaurantes, bares, ca- sinos y locales nocturnos hasta un spa, un campo de golf, un rocódromo y un gimnasio. A todo ello se le añaden una bi- blioteca, una sala de proyecciones, una piscina y un solario. Por si fuera poco, el Voyager of the Seas cuenta entre sus ins- talaciones con una pista de patinaje so- bre hielo y un teatro para 1.500 personas. Ante tanta actividad, no hay que olvi- dar que el objetivo principal del viaje es visitar las ciudades de la región francesa de Niza y acercarse, si hay tiempo, a Mó- naco y su capital, Montecarlo. Para faci- litar las cosas, la compañía ofrece una vi- sita guiada de tres horas por Cannes, la ciudad del glamur, que recorre tanto el Centro de Convenciones donde cada año se celebra el festival de cine como el Bou- levard de la Croisette, con sus lujosas tien- das de moda. También un itinerario por Niza y la Riviera francesa de cinco horas de duración o un recorrido que conduce hasta la capital monegasca, con su míti- co casino como polo de atracción. Para el mes de mayo, la compañía tie- ne previstas tres salidas para cruceros de tres jornadas (los días 3, 10 y 17) y dos para los de cuatro días (6 y 13).

TEXTO XAVI DATZIRA