saidiaParece difícil que exista algún lugar por descubrir en el Mediterráneo, aunque todavía queda alguna esperanza, sobre todo si se decide verlo desde otra perspectiva, en lo que supone dar un vuelco a los puntos cardinales a los que uno está acostumbrado.
Es decir, situar el mar al norte y no al este, como sucede en el litoral español. Para ello no es necesario recurrir a ningún truco de magia, sino simplemente cruzar hacia Marruecos, que ha mantenido prácticamente escondida su región más oriental, rica en enclaves puramente mediterráneos y parajes interiores que transitan hacia el desierto. Ahora ha llegado el momento de que está zona comience a captar la atención del resto del mundo.

 La localidad de Saïdia está situada en el punto más al oeste de la costa marroquí, cerca de la frontera con Argelia. Nacida en 1883 cuando el sultán Hassan I decidió construir la casba, que actualmente sigue acaparando un considerable número de visitas, se convirtió luego en una pequeña estación balnearia en tiempos del protectorado francés, para pasar finalmente a ser un reputado destino de vacaciones para el turismo local, gracias a su clima particularmente suave.

Ahora, Saïdia y el litoral mediterráneo de Marruecos han decidido entrar en una nueva era de la mano de un conjunto de importantes inversiones pensadas para atraer a turistas occidentales, como un atractivo paseo marítimo, hoteles de cuatro y cinco estrellas, un puerto deportivo con 84 amarres, apartamentos residenciales, centros comerciales o campos de golf.
Más allá de las nuevas infraestructuras, que quizás han restado algo de autenticidad a la zona a favor del confort orientado al público europeo, el litoral mediterráneo de Marruecos destaca por un entorno natural excepcional, que ha logrado mantenerse prácticamente intacto.
La playa de Saïdia se extiende a lo largo de 14 kilómetros, en los que brinda arena fina, aguas cristalinas y poco profundas y un mar rico en peces y crustáceos.
Saïdia goza de un viento dominante moderado y un mar poco agitado, lo que configura un escenario ideal para la práctica de la navegación con veleros y catamaranes.
Las aguas cristalinas y la ausencia de fuertes corrientes también aseguran una práctica segura de la inmersión y el submarinismo, una puerta abierta a la flora y fauna de las profundidades del sur del Mediterráneo.
Quien prefiera mantener los pies en la tierra también tiene opciones interesantes, como practicar el swing en los tres campos de golf situados en los alrededores o recorrer la playa o los parajes del interior a lomos de un caballo de pura sangre árabe.

Datos generales para viajar a Saidia:

  • Continente: África
  • País: Marruecos
  • Capital: Rabat
  • Población: 31.760.000 habitantes
  • Superficie: 446.550 km2
  • Moneda: Dirham marroquí
  • Idioma: Árabe, francés, amazigh