La primera toma de contacto con Bangkok produce una extraña mezcla de sensaciones: el calor, la humedad, la contaminación y sus interminables atascos obligan al profano a armarse de paciencia, una de las más grandes virtudes del pueblo tailandés y de lo que andamos algo escasos los europeos.

Los rascacielos, las luces de neón, los bulliciosos mercadillos, los bellísimos templos en mitad de la ciudad, los bares y restaurantes de moda, los hoteles de un lujo exquisito, el diseño y la vanguardia, la tradición y la cultura ancestral… Bangkok mezcla todo ello en las proporciones exactas, obteniendo un resultado muy distinto a las grandes urbes de la vieja Europa… Quizás ahí radique el secreto de su atractivo. La ciudad nunca defrauda, así como tampoco se llega a conocer del todo. Siempre sorprende, aunque se visite un millón de veces.

Un poco de hedonismo. Tailandia, y más concretamente Bangkok, es la capital del spa. Ahora más que nunca, porque a las instalaciones con mayor tradición –ubicadas en los mejores hoteles de la ciudad– se han unido los spas de día, complejos totalmente independientes para pasar unas horas en un entorno de relajación y recuperar fuerzas.

Además de cultivar el espíritu y la mente, Bangkok también sacia la sed de consumo. En este paraíso de las compras, la oferta es tan amplia que abarca grandes centros comerciales –como el magnífico y ultramoderno Siam Paragon (el más exclusivo) o el imprescindible MBK, mercadillos de todo tipo abiertos hasta altas horas de la madrugada, o sastrerías donde se confeccionan trajes a medida.

Lugares paradisiacos. Bangkok es un buen punto de partida para hacer escapadas a otros románticos enclaves, donde descansar del bullicio de la metrópolis. El sur con más estilo y glamur se extiende desde Phuket hasta la tranquila Ko nantes Kata Noi y Kata Beach, la larga Karon Beach y las solitarias Nai Yang Beach y Mai Kaho Beach. Gran parte de los hoteles, villas privadas y complejos turísticos se encuentran en la zona conocida como Laguna Phuket, aunque es posible encontrar auténticos paraísos del lujo y el confort por toda la isla.

Navegando por el mar de Andamán echamos el ancla en otro escenario paradisiaco. A pesar de ser menos conocido que su famosa vecina, Krabi se ha convertido poco a poco en un destino muy demandado, especialmente por muchasparejas, para la celebración de su luna de miel. La belleza de sus paisajes hará que el recuerdo sea imperecedero.

En este idílico ambiente se puede disfrutar de paseos en barca por los exóticos ríos y cañones de Ao Thalane o Bor Thor, en el Parque Nacional de Bokkhari. También experimentar la vida rural tailandesa: para ello solo hay que acercase a Koh Klang donde, a través de unas visitas guiadas, uno se sumerge en el día a día de las vidas de los campesinos, pudiendo llegar a degustar los sabores más delicados de la cocina tailandesa o la artesanía más auténtica

Las costas de la perla del sur –como es conocida popularmente Phuket– están bañadas por las aguas del mar de Andamán, en el golfo de Phang-Nga. Aquí se concentran algunas de las mejores infraestructuras turísticas del país, así como bellísimas playas, las mejores en la costa occidental, unidas por la carretera panorámica de la costa. Entre ellas, destacan Nai Han Beach, la más meridional, las fascivertido poco a poco en un destino muy demandado, especialmente por muchas parejas, para la celebración de su luna de miel. La belleza de sus paisajes hará que el recuerdo sea imperecedero.

Este paseo por el sur más chic y distinguido finaliza en el golfo de Tailandia y, más concretamente, en la isla de Ko Samui, emplazada a 80 kilómetros de la costa de Surat Thani. Considerada la tercera isla más grande de Tailandia, forma parte del archipiélago del mismo nombre, integrado por 80 islotes. El cultivo del coco y la pesca son los principales medios de subsistencia de sus vecinos. Las inmaculadas playas de Samui son el sueño de cualquiera que busque una escapada relajante. Aunque hasta hace prácticamente dos décadas era una completa desconocida, hoy se ha convertido en uno de los destinos más idílicos.

 Ofertas de viajes a Tailandia con soiono.com