CON LA INTENCIÓN

 de ofrecer pro- puestas innovadoras a un turismo ávido de nuevas sensaciones y experiencias ori- ginales, Turismo de Tailandia acaba de presentar la campaña Seven amazing wonders. Siete tentadoras propuestas que cautivarán la atención del viajero inter- nacional obstinado en indagar en las en- trañas de un país cuajado de secretos im- perturbables. Estas son las siete maravillas que guiarán al viajero en su particular odi- sea a través del reino de Siam. qTreasure products. Tierra de tradi- ciones e historia. Este producto englo- ba el concepto de Tailandia como país tra- dicional con infinidad de lugares históricos, museos y templos. En el corazón de la na- ción reposan impasibles Ayutthaya, capi- tal de Tailandia durante más de cuatro si- glos y Sukhothai, primera capital del reino. A 76 kilómetros al norte de Bangkok, es- peran las espléndidas ruinas de la que fue- ra una de las ciudades más prósperas de Indochina. Entre la infinidad de edificios visitables, destacan el Grand Palace, re- sidencia tradicional de los reyes de Ayutt- haya, y los templos reales de Wat Phra Sri San Phet, en el centro del palacio, y Wat Phra Ram, construido en el año 1300 por el rey Ramsuan. Algo más al norte se en- cuentra la ciudad amurallada de Sukhot- hai, un compendio de ruinas elegantes convertido en un referente de la expresión artística y arquitectónica tailandesa.

A 700 kilómetros de Bangkok se halla Chiang Mai, conocida como La Rosa del Norte y bañada por las aguas del río Ping. Fun- dada en 1296 como capital del Reino Lan- na, constituye uno de los centros de ar- tesanía más importantes del país. qPlayas. Diversión, sol, surf y sereni- dad. En el sur del país descansan las en- senadas más salvajes, vírgenes y paradi- siacas. Largas playas o pequeñas calas mecidas por cristalinas aguas color es- meralda que invitan a la ensoñación y el relax. Destacan la bahía de Phang Nga, una zona protegida declarada Parque Na- cional Marino, flanqueada por agrestes y elevados pináculos que asoman sobre el agua y que son los picos de ancestra- les montañas sumergidas. Grutas secre- tas, sinuosos canales, bosques de man- glares, vegetación tropical y dramáticos acantilados completan un espectáculo na- tural de ensueño. Navegando por el mar de Andamán se llega a las islas Phi- Phi. Se trata de las ínsulas más fo- tografiadas de Tailandia. Las más conocidas son Koh Phi Phi Leh y su hermana mayor Koh Phi-Phi Don. La primera es famosa por- que allí se rodó la película La playa, protagonizada por Leonardo Di Caprio. En la provincia de Krabi compiten en atractivo más de 130 islas jalonadas por frondosos bosques.

El recorrido finaliza en el archipiélago de Koh Samui, integra- do por un conjunto de 80 islas. qNaturaleza. Encuentro con la belle- za del entorno natural tailandés. Tai – landia está plagada de infinidad de espa- cios verdes y parques naturales protegi- dos. Entre los más recomendables se en- cuentran el Parque Nacional de Doi Int- hanon, al suroeste de Chiang Mai, que de- be su nombre a la montaña más alta del país. Especial mención merecen sus al- deas de tribus de las colinas y sus espec- taculares cascadas. En el sur destaca el Parque Nacional de Khao Sok, con im- presionantes montañas que cubren to- da la longitud de la península, peñascos de piedra caliza y jungla. qHealth and wellness. El país de la sonrisa saludable. Tailandia cuenta con una oferta consolidada de terapias pre- ventivas y curativas para alcanzar el an- siado relax de cuerpo y mente. Los re- sorts más lujosos están dotados de sofisticados spas donde se aplican terapias y masajes thai entre otros servicios.

Patria de artes tera- péuticas milenarias, todos los spa conservan la solemnidad arquitectónica de los anti- guos santuarios y mues- tran especial cuidado en el refinamiento de los rituales y la simbología del detalle. qTrendy. Entusiasmarse con una mi- rada a las nuevas tendencias tailan- desas. En las últimas décadas Tailandia ha experimentado una ebullición de dise- ño, glamur y tendencias con el nacimien- to de hoteles y restaurantes chic y exclu- sivos, modernos centros comerciales y gran diversidad de propuestas de ocio y entretenimiento. Bangkok se ha conver- tido en una de las ciudades más cosmo- politas y sofisticadas de Asia. qFestivales. Sentir la emoción de los festivales internacionales de Tailan- dia. Los tailandeses celebran cada año gran diversidad de eventos y festivales, muchos inspirados en antiguas tradicio- nes. Entre los más importantes se hallan el Año Nuevo Tailandés, el Songkran, en abril; el festival del fin del Monzón, Loi Kra- tong, en noviembre; y la celebración del cumpleaños del rey, el 5 de diciembre. qThainess. Experimentar el arte de vivir tailandés. La hospitalidad tailande- sa constituye uno de los aspectos más representativos del país de la sonrisa. Ello, sumado a su peculiar estilo de vida y su particular modo de entender el mundo po- nen el broche de oro a un recorrido por una nación excepcional cuya infinidad de atractivos hacen imposible que el aburri- miento haga acto de presencia.

Oficina de Turismo de Tailandia · www.turismotailandes.com · Tel. 902.027.323

TEXTO ESTHER RODRÍGUEZ