TailandiaCuenta una leyenda local que en el siglo III antes de Cristo un bajel real navegaba tranquilamente por las aguas de Andamán cuando fue sorprendido por una fuerte tormenta.
A bordo viajaba una bellísima princesa india llamada Sri Guladevi.
Tras muchas horas de lucha contra el mar, el barco se fue a pique y toda la tripulación murió. Pero el espíritu de la princesa fue a habitar a una cueva cercana, donde desde entonces permanece para proteger a pescadores y gente del mar.
Estos, a cambio, hacen ofrendas constantes en la cueva en honor a su phra nang (princesa sagrada).
Algo llamativas, eso sí, puesto que se trata de grandes falos de madera pintados de colores, lo que le da a la cueva un singular aspecto.

Ese mágico lugar se encuentra en uno de los lugares más especiales de Tailandia: la península de Laem Phra Nang, aunque todos la conocen como Railay.
Tres espectaculares bahías rodeadas de formaciones kársticas cuajadas de vegetación, que caen verticalmente sobre un mar turquesa y forman un bellísimo conjunto, unido al continente por un istmo acantilado que se ha convertido en uno de los principales sitios de escalada extrema en todo el mundo.
Acceder a este pequeño paraíso solo es posible en barcos locales.
Una vez allí el viajero se siente irremediablemente atrapado por el espíritu de la princesa sagrada.

Si se llega desde Ao Nang, los barquitos amarran en la preciosa playa de Rai Leh West, con un puñado de chiringuitos decorados con buen gusto donde se puede comer extraordinariamente bien a precios ridículos y donde es imprescindible acudir a la puesta de sol.
Si se llega desde Krabi, los barcos amarran en la playa opuesta, Rai Leh East, compuesta de marismas y manglares, donde se asientan la mayor parte de los alojamientos hoteleros.
Este lugar se usa principalmente para descargar mercancía del continente y llevar y traer turistas.
Como colofón, la espectacular playa de Phra Nang corta la respiración hasta al más curtido en paraísos.
Una franja de arena blanca y fina hace de alfombra a los mágico lugar como un ritual diario en el que, tras una delicioso desayuno, se camina un rato hasta la playa de Phra Nang para contemplar las primeras luces del día.
Luego, cuando comienzan a llegar turistas y el sol hace estragos, nada mejor que desplazarse a Rai Leh East y comer con una cervecita bien fría.
A continuación, la obligada siesta y, bien descansados, acudir a Rai Leh West para ver la puesta de sol, cenar pescado fresco a la brasa y disfrutar del ambientillo nocturno.

Datos generales para viajar a Tailandia:

Como volar a Tailandia:

  • Thai Airways (www.thaiairways.es), ofrece vuelos directos Madrid-Bangkok los martes, jueves y sábados.
  • Turkish Airlines (www.turkishairlines.com) vuela desde Madrid y Barcelona a Bangkok haciendo una corta escala en Estambul.
  • Qatar Airways (www.qatarairways.com), acaba de lanzar un vuelo diario desde Madrid y Barcelona a Phuket, haciendo solo una escala en Doha y desde 750 euros. Desde Phuket se puede ir en taxi hasta Krabi (el recorrido es corto, de apenas hora y media) y el paisaje es realmente espectacular.

Desde Bangkok hay vuelos diarios a Krabi a bordo de Thai Airways.

Más información para viajar a Tailandia: