0372-265_nilson_4368x2912comp

Estar de vacaciones es, posiblemente, uno de nuestros estados favoritos del año, así qué ¿Por qué limitarnos a coger vacaciones una vez al año? En ocasiones es mejor tomarnos varios periodos más cortos y distribuir nuestro presupuesto para las vacaciones a lo largo del año con la intención de sacar el mayor provecho de él y de nuestro tiempo de descanso de los quehaceres diarios y Estonia es un lugar genial para pasar unos días sin necesidad de vaciarnos los bolsillos.

Estonia es un destino ideal gracias a sus numerosas ciudades llenas de historia, su hermosa naturaleza, sus amistosos residentes y sus precios asequibles. De la misma manera que otros destinos europeos emergentes, los precios pueden variar y existen opciones desde las más económicas, a las más lujosas. Sobre todo si visitamos Tallinn, existen algunos trucos para no dejarnos todo el presupuesto en nuestro próximo viaje a la capital de Estonia.

Si queremos ahorrar a la hora de elegir alojamiento, una buena opción es quedarnos a  dormir en alguno de los numerosos bed & breakfast de la ciudad, bastante más económicos que los hoteles; también podemos alojarnos en algún hostal o un hotel low-cost que además son también perfectos para aquellos que quieren sumergirse de lleno en el estilo de vida de la ciudad, existen opciones desde los 10 euros por persona.

A la hora de comer, cenar o ir de compras, siempre ahorraremos si evitamos los lugares más turísticos ya que éstos suelen ser más caros; pero esto no quiere decir que debamos evitar a toda costa la ciudad vieja de Tallinn a la hora de planificar nuestro viaje ya que aquí también encontramos lugares donde podremos comer o cenar a precios muy asequibles, como por ejemplo, el pub Hell Hunt en la calle Pikk, una de las más famosas del centro medieval de la ciudad, donde cuentan con una gran variedad de platos a precios más que asequibles y en un ambiente divertido y relajado. Otra buena opción para cenar algo en un ambiente vanguardista y moderno sin dejarnos los ahorros de un mes es el nuevo pub Manna La Roosa situado en la calle Vana-Viru.

063_noComer en Tallinn resulta en general bastante asequible, la mayor parte de los restaurantes y pubs ofrecen un plato especial del día a un precio en torno a los 3 euros (tendréis que buscar el menú “päevapakkumine” o “päeva”); además, en los numerosos supermercados repartidos por la ciudad, también podremos adquirir platos calientes para llevar, siendo una buena opción cuando hace buen tiempo, dirigirnos a alguno de los numerosos parques o zonas verdes deTallinn para disfrutar de un almuerzo al aire libre.

Los pubs estonios ofrecen una gran variedad de platos, desde cosas ligeras a cenas o almuerzos más contundentes y todo a unos precios más que asequibles (entre 3 y 8 euros). Los vegetarianos no tienen por qué preocuparse, ya que en casi todos los restaurantes y pubs siempre hay opciones vegetarianas también  a precios muy asequibles. Y si queremos traer algo de recuerdo a nuestros familiares y amigos, nada mejor que decantarnos por algunos chocolates de la marca nacional Kalev ¡Están deliciosos y podemos adquirir las tabletas por menos de 1€!

Otra forma de ahorrar en Tallinn es movernos a pie o en bicicleta. La ciudad es pequeña y muchas veces se hacen innecesarios taxis o autobuses para ir de un sitio a otro, pero si no te gusta caminar, el autobús y el tranvía son opciones que no nos arruinarán. Piensa que es más económico comprar los billetes en los quioscos o sacarnos la tarjeta smartcard, con un precio de 5 euros para 72 horas.

Para visitar los museos y atracciones de la ciudad, siempre podemos comprar la tarjeta  Tallinn Card desde 24 euros que incluye acceso a las mejores atracciones de la ciudad y muchos descuentos en otras visitas y excursiones, además del uso del transporte público.

Por otra parte, considerando que más de la mitad del territorio estonio son bosques, es casi imposible no visitarlos cuando recorremos el país; pasar un par de días en la campiña estonia no es solo bueno para nuestra cartera, también para nuestra salud. Pasear por los bosques del país o visitar los pueblos más recónditos será una experiencia no solo inolvidable, también muy económica si nos alojamos en granjas turísticas o casas rurales.

Hay muchísimas opciones para viajar a Estonia sin arruinarnos en el camino, los estonios tienen fama de ser reservados, pero también les encanta ayudar, así que no dudes en preguntarles; compartir experiencias con otros viajeros, también puede ayudarnos a sacar todo el provecho de nuestras vacaciones en Estonia a los mejores precios. Puedes preguntar en las redes sociales de Visit Estonia  y también puedes compartir tus experiencias para ayudar a otros viajeros.

Más información en: www.visitestonia.com