¿Crisis? Hay sectores en los que las épocas de vacas flacas se puentean mejor y otros que, extrañamente, salen incluso reforzados. Es lo que le ocurre a Royal Caribbean Internacional. En el 2008 la naviera está obteniendo unos resultados excepcionales en nuestro país, según la valoración de su directora general en España, Belén Wangüemert. En el presente ejercicio, Royal Caribbean ha experimentado un crecimiento de entre el 38% y el 40% en el volumen de pasajeros, superando el 30% que se había marcado como objetivo. Entre los factores que han propiciado estos buenos resultados, fuentes de la compañía destacan “la fuerte demanda anticipada a finales del 2007 y principios del 2008, así como un aumento de las reservas de última hora”.

CRUCEROS DE INVIERNO EN EL ” BRILLIANCE OF THE SEAS”

AQUELLO DE QUE los cruceros son para el verano y las estaciones de esquí para el invierno ya es, como mucho, una verdad solo a medias. Porque el sector turístico huye de la estacionalidad, busca alternativas a sus productos que extiendan su rentabilidad a través de todo el calendario y dan un giro a las tendencias de los consumidores. Un ejemplo lo encarna Royal Caribbean Internacional. Los barcos de la compañía ofrecen un catálogo de actividades tan amplio que no importa demasiado la época del año en el que se embarque. Además, realizar uno de estos viajes en invierno tiene el plus de que las visitas a las ciudades son más relajadas, al evitar las aglomeraciones típicas del mes de agosto. El cambio de tendencia va en serio. Tanto que, por primera vez, la compañía ha decidido posicionar uno de sus barcos durante todo el invierno en el puerto de Barcelona. Según Belén Wangüemert, directora general de Royal Caribbean en España, esta decisión “refleja la importancia que tiene el mercado español para el turismo de cruceros”. El nuevo buque, perteneciente a la clase Radiance, ha sido bautizado como Brilliance of the Seas. Combina a la perfección los amplios exteriores de cristal con un mobiliario y decoración que respiran sofisticación. Las barandas talladas y los paneles de madera en cada cubierta, junto a las esculturas y obras de arte contemporáneo, contribuyen a crear un ambiente de relajación.

LAS CIFRAS293 metros de eslora y 90.090 toneladas de peso soportan a 2.501 pasajeros 

ESPECTÁCULO A BORDO

Para abandonar tanta calma, el pasaje puede escoger entre un amplio catálogo de actividades de entretenimiento que imposibilita un viaje aburrido. En el glamuroso teatro, por ejemplo, se realizan producciones exclusivas de Royal Caribbean al más puro estilo del West End londinense. Los deportistas ponen a prueba su energía en el rocódromo, el minigolf, los simuladores de golf o el centro de fitness, que incluye spa con avanzados tratamientos. Para los niños y jóvenes el crucero dispone del completo programa Adventure Ocean y el centro Optix Teen. Asimismo, a cualquier hora pueden conectarse a la red gracias al Internet Café. El Brilliance of the Seas cuenta con una zona de nueve cubiertas de altura –denominada Centrum– con escalinatas, techos abovedados y ascensores panorámicos; solario, con techo de cristal retráctil y cascadas; y espaciosos camarotes, la mitad exteriores, con balcones privados. Su capacidad total es de 2.501 pasajeros, tiene 293 metros de eslora y un registro bruto total de 90.090 toneladas, que no son óbice para su innovador diseño. Además, en este crucero se puede disfrutar de una extraordinaria colección de obras de arte y esculturas contemporáneas, así como del Casino Royale, cinco exclusivos restaurantes y una selección de bares. Con temperaturas agradables durante todo el año e importantes dosis de arte, tradición y cultura, el Mediterráneo es uno de los destinos preferentes de Royal Caribbean International. Los itinerarios que realiza el Brilliance of the Seas son numerosos y ofrecen la oportunidad de visitar variados destinos. Así, partiendo de la capital catalana, el crucero lleva a cabo recorridos de 10, 11, 12, 14 y 15 noches.

40 años de crecimiento empresarial

Royal Caribbean International es una de las principales compañías de cruceros a nivel mundial, con una trayectoria de casi 40 años surcando con sus barcos las aguas de todo el mundo. Actualmente cuenta con 21 barcos en su flota, incluyendo el recién inaugurado Independence of the Seas, con el que se pueden descubrir ciudades como Málaga, Lanzarote, Tenerife, Casablanca, Cádiz, Lisboa, Túnez, La Valeta, Atenas, Alejandría, Palermo, Venecia, Roma, Florencia, Split, Dubrovnik, Niza, Santorini, Mykonos, Limassol o Cerdeña. El Independence of the Seas es el crucero más grande del mundo y, en consecuencia, buque insignia de la compañía, junto a sus hermanos gemelos Freedom of the Seas y el Liberty of the Seas; y el Voyager of the Seas y el Navigator of the Seas, los barcos más grandes posicionados en el Mediterráneo.

+info: www.royalcaribbean.com

TEXTO D.R.