Sculpture Lorenzo Quinn

Sculpture Lorenzo Quinn

Hace ya unos años que se habla de turismo deportivo o turismo activo. Este mercado movió más de 70.000 millones de dólares en 2013, según un estudio elaborado en EE.UU., y las cifras van en aumento en un segmento en el que ya no solo se busca pura adrenalina. 

Esta es una de las conclusiones alcanzadas en la novena edición del Congreso Mundial de Turismo de Nieve y Montaña, que ha tenido lugar en Sant Julià de Lòira, Andorra, entre el 2 y 4 de marzo. En él han participado también deportistas de élite, como el alpinista Ferràn Latorre.

Sant Julià de Lòria (Andorra), 3 de marzo 2016. El turismo de aventura ya no es un nicho minoritario, sino que el turismo en general lo está abrazando y las actividades que lo engloban diversificándose. Conceptos como el glamping, camping con glamour, se están afianzando entre sus nuevas propuestas. “El viaje ya no es lo mismo en una nueva era del turismo. Más allá de la búsqueda de adrenalina, estamos hablando de diseños de experiencias de transformación, personalizadas; hacer realidad los sueños del viajero”, remarca Chris Doyle, director ejecutivo de Adventure Travel Trade Association (ATTA).

Este es uno de retos a los que se enfrenta el hardware, o sea el desarrollo de productos turísticos en los destinos de montaña. Reto en el que la solución de la dicotomía entre autenticidad y artificialidad es una clave fundamental.

Y la autenticidad se establece cuando se crean vínculos con la población local. “Las comunidades han de buscar su propia historia, que sea única para el viajero. Aquí está la gallina de los huevos de oro, los operadores deben descubrir el alma del destino”, concluye Doyle.

_JFP8225Según datos de la Organización Mundial de Turismo (OMT) el turismo de aventura gasta 3.000 dólares por semana, lo que denota un perfil de cliente de alto nivel. Las tendencias del mercado apuntan a una “democratización”, que no reñida con la existencia de un consumidor cada vez más exigente. El potencial está en los “que yo denomino los ‘analfabetos’ o ‘reguleros’ de la montaña -afirma el consultor francés Willy Fux-. En este contexto hay que pensar en términos de estimulación y no de esfuerzo”.

‘Mountainlikers’ a la búsqueda del bienestar holístico

El “practicante” de montaña se ha vuelto más sibarita. Las nuevas tendencias identifican al amante de un estilo de vida saludable. Ello empuja a los destinos a adaptarse al cambio diversificando los productos y atrayendo nuevos nichos de mercado. “Cada vez son más las personas que buscan un bienestar holístico y que se les aconseje programas y actividades de bienestar. En un par de años estas se convertirán en nuestro grupo de clientes mayoritario -afirma Veikko Halonen, director general de la estación Vuokatti Sport, una de las más exclusivas de Finlandia-. Antes los BMWs se veían a las puertas de los restaurantes, ahora están aparcados ante clubs de fitness. Les puedo decir que el café más caro del mundo no es el que le sirven a uno en la Plaza de San Marcos de Venecia, sino en uno de nuestros campamentos, donde nuestros clientes han de encender el fuego para hacer su propio café… por 50 euros”.

Los deportistas se mojan

En el Congreso Mundial de Turismo de Nieve y Montaña era esencial la voz de los deportistas de élite. El alpinista y descubridor Ferràn Latorre transmitía así “el amor por la naturaleza, el paisaje y la superación, dejando a un lado el aspecto competitivo, y el deseo que este deporte vaya a más a nivel practicante”. Latorre anunció su próximo reto: “Completar los tres de 8.000 que me quedan antes de 2017”.

Los deportistas (en activo o retirados) asocian a menudo su imagen a un destino de montaña con resultados muy positivos para ambas partes. En esta línea se manifestó Albert Llovera, piloto andorrano y técnico ortopédico, que se ha convertido en toda una marca de superación. “Se que puedo compartir mucha información y vivencias. La montaña me ha aportado muchas cosas, me ha dejado en silla de ruedas, pero no por eso le tengo miedo, sino respeto”.

Las mesas de debate se cerraron con la sesión destinada a vuelta a la moda del senderismo y la presentación de la iniciativa “Alianza para las montañas” de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

_JFP8277Acerca de CMTNM

El Congreso Mundial de Turismo de Nieve y Montaña es una iniciativa de los siete Comuns (municipios) y del gobierno de Andorra, en colaboración con la Organización Mundial de Turismo. Fue creado con la voluntad de constituir un foro de debate permanente sobre el desarrollo y la sostenibilidad del turismo en zonas de montaña. Desde su inicio en 1998 el Congreso ha tratado sobre las temáticas más innovadoras y ha acercado a Andorra a los expertos de más prestigio en su sector profesional. De periodicidad bienal, lo organizan los Comuns de forma rotatoria. En esta edición es el municipio de Sant Julià de Lòria el encargado de acoger todas las actividades previstas, que incluyen mesas redondas y una jornada técnica “Enjoy Andorra!” que se desarrollará el último día del encuentro.