ES CONOCIDO por el mundo entero, que Viena es la ciudad de los valses, de los palacios y de la emperatriz Sisí. Lo que no mucha gente sabrá es que la antigua ca- pital del imperio austrohúngaro, también es una ciudad vinícola, cafetera, con una marcada vida cultural y nocturna intensa. Para los amantes de la cultura, un buen punto de partida interesante es la visita del Barrio de los Museos de Viena (Mu- seums Quartier Wien). Esta zona es uno de los diez recintos culturales más gran- des del mundo. Se sitúa cerca del Pala- cio Imperial, concretamente donde aca- ba el barrio antiguo. En sus 60.000 metros cuadrados se localizan centros culturales tan importantes como el museo Leopold con sus numerosas obras de Schiele, el museo de Arte Moderno o el pabellón Kunsthalle. Como dato histórico, a prin- cipios del siglo XX, Viena alcanza su má- ximo esplendor, siendo la tercera ciudad más grande de Europa con 2.239.000 ha- bitantes (1916). Durante esta época, la ciudad imperial ha albergado a grandes intelectuales y artistas de renombre como Sigmund Freud en el psicoanálisis, Otto Bauer, en la política, Gustav Klimt (pintu- ra, Secesión de Viena) o Joseph Hoffman en la arquitectura. Para los amantes del arte culinario, es- ta también es una zona caliente para sa- borear la nouvelle cuisine vienesa. Una re- comendación para los buenos paladares es el restaurante Österreicher im MAK.

EL RECLAMO

La región produce vinos elegantes y afrutados para acompañar platos típicos

Se cocinan almuerzos, basándose en platos tradicionales vieneses, fusio- nándolos con la nueva cocina. El chef del Österrei- cher fue durante décadas el mejor coci- nero de Austria. Que mejor descanso que hacer una so- bremesa en alguno de los acogedores ca- fés donde alguno de los grandes pensa- dores maquinaron sus teorías filosóficas. El café Drechsler, Alt Wien o el Leopold son algunos de los establecimientos más recomendados, ya que su arquitectura modernista de principios del siglo XX ha- ce sentir al turista esa mágica sensación de retroceder en el tiempo.

 

 COMBINACIÓN PERFECTA

 Antes de ir a cenar, un último paseo por el centro de Viena es recomendable para hacer un poco de shopping o al menos apreciar las nuevas boutiques de moda como la de la diseñadora Michel Meyer o la famosa tienda de bolsos Viena Bag. En la misma zona y para los amantes del irre- sistible chocolate, se encuentra una de las chocolaterías más antiguas de la ciudad: Schokoladekönig.Sus bombones no tie- nen explicación alguna. ¿Sabían que Viena produce un fabu- loso vino? Alrededor de las 700 hectá- reas de viñedos se concentran en el área urbana. Viena es una región especialmente de vino blanco por las condiciones climá- ticas que influyen en su pro- ceso de maduración, co- mo también por los fríos vientos del nor- te que le otorgan frescura y el sabor afrutado. Una combi- nación perfecta que produce vinos ele- gantes y afrutados que se beben fácil- mente y constituyen un acompañamiento ideal para disfrutar de una merienda o una cena en una taberna Heurigen o un pla- to típico de la cocina vienesa. Una ciudad tan cultural no podría dejar de tener una vida nocturna divertida y pa- ra todo tipo de personas y estilos. El vi- sitante puede escoger desde la ópera hasta los mejores pinchadiscos actua- les. A los jóvenes noctámbulos viene- ses les corre por las venas la música house, techno y chill out. Los clubs de moda que se pueden visitar son Badeschiffe y Musikkiosk.

Si se prefiere algo más un- derground, Flex es el lu- gar indicado. Viena también dis- pone de una exten- sa red de alojamientos, aunque una interesante opción se encuentra en el Hotel Altstadt Vienna (www.altstadt.at). Se trata de un peque- ño establecimiento tipo boutique, que ofre- ce un original diseño en las habitaciones y un trato personalizado al huésped. En cuanto a la gastronomía, no es difí- cil encontrar locales solventes. Especial- mente recomendables resultan el Hengl- Haselbrunner (www.hengl-haselbrunner.at). y el Mayer am Pfarrplatz (www.mayer.pfarr- platz.at). El primero ofrece uno de los me- jores tintos d la ciudad y un de- licioso bufet con platos del día. El segundo, conocido como la Casa de Beethoven, de- clarada monumento nacio- nal, destaca por su am- plia gama de caldos viejos.

TEXTO ÁLVARO LAFORET 

COMO IR

Vuelo directo desde BCN Viajar hasta la capital austriaca no supone ningún problema. La línea aérea Sky Europe cuenta con un nuevo trayecto directo Barcelona-Viena. La nueva ruta contará con tres frecuencias se- manales, los martes, sábados y domingos. Los interesados pue- den adquirir los billetes a través de la página web de la compa- ñía (www.skyeurope.com) y de su call center a partir de 9 euros por trayecto, tasas no incluidas. Además de Viena, Sky Euro- pe ofrece actualmente vuelos directos desde Barcelona El Prat a otras ciudades centroeu- ropeas de gran interés turístico como Bratislava, Praga, Buda- pest y Cracovia.