Vueling finalizará 2011 con 9 aviones nuevos con una inversión en flota de cerca de 110 millones de euros. Seis de ellos se integrarán para reforzar el plan de crecimiento de la aerolínea, basado principalmente en la expansión en su sede central, Barcelona, en el resto de aeropuertos españoles donde opera y en sus dos nuevas bases internacionales de Amsterdam (Holanda) y Toulouse (Francia). Los otros tres se incorporarán con el objetivo de rejuvenecer, en un plazo de dos años, la edad media de los aviones y conseguir, en el 2012, una flota con una edad media inferior a seis años. Con los nuevos aparatos, Vueling contará con una flota total de 42 aviones, con los que volará a toda Europa, norte de África y Oriente Medio.