¿POR QUÉ LA VIDA es tan bonita a orillas del Rin? es el texto de una canción clásica. La respuesta a esta pregunta está en Colonia. Y concretamente en Tanzbrunnen, un escenario que montan al aire libre durante los meses de verano. Desde allí se puede disfrutar de conciertos musicales en las noches veraniegas mientras se degusta una buena cerveza Kölsch y contemplar un panorama de ensueño frente a las márgenes del río alemán que aparece en esta antigua canción. Un relajante escenario desde el que se divisa también la famosa Catedral de Colonia, con iluminación nocturna y bañada por la luz de la luna. En Colonia se puede vivir el sueño de una noche de verano. A lo largo de julio y agosto se organizan animados festivales. Las luces de Colonia es un espectáculo pirotécnico que se celebra en julio: la música se combina con cientos de miles de bengalas que iluminan el cielo sobre la catedral, y la ciudad se convierte en un mar de llamas y colores. Por otro lado, el Festival del Orgullo Gay de Colonia, que también se celebra en el mes de julio, se ha convertido en uno de los grandes reclamos veraniegos de la ciudad. En las últimas ediciones ha conseguido atraer entre 750.000 y un millón de visitantes, y este año, en el que el evento cumple su 15 aniversario, se espera batir récords de asistencia. La fiesta permanente en la calle, la atmósfera jubilosa y el gran desfile del Christopher Street Day Parade, son la mejor carta de presentación de un festival que durante tres días no duerme.

PARA TODOS LOS GUSTOS
En paralelo a la locura de las celebraciones del Orgullo Gay, la ciudad ofrece un reducto de paz, amor y armonía. El Summer Jam Festival congrega anualmente a los herederos de Bob Marley a orillas del lago Fühlinger See. Un evento ideal para empaparse de la música reggae y la filosofía caribeña en plena Alemania. Estas celebraciones, junto con los nuevos programas de Colonia a la carta, despiertan las ganas de conocer la ciudad a aquellos que buscan algo diferente. Hay recorridos para todos los gustos: una ruta medieval con monjes, iglesias y almuerzo sin cubiertos; una visita guiada por el dialecto, la cerveza y el estilo de vida típico de esta ciudad; de compras tras del aroma de la famosa agua de Colonia y un paseo por las tiendas más golosas y por el Museo del Chocolate. Colonia es la ciudad del arte, la catedral, el río y la cerveza. Es 2000 años de restos romanos, iglesias románicas, casas medievales, calles comerciales llenas de vida, arquitectura modernísima, museos y galerías. La Catedral de Colonia, con sus dos torres de 157 metros de altura es, desde hace siglos, el emblema de la ciudad y el más conocido monumento arquitectónico de Alemania. En el palpitante casco antiguo de la ciudad hay coloridas casas apretadas unas contra otras. Y coronando todo está la gótica catedral y la románica iglesia de San Martín, a orillas del Rin, donde la vida, como dice la canción, es tan bonita… www.alemania-turismo.com +vuelos I bajo coste Para disfrutar de toda la oferta de ocio veraniega que se celebra en esta ciudad, la compañía de bajo coste alemana Germanwings ofrece vuelos directos y diarios desde el aeropuerto del Prat de Llobregat (Barcelona) al aeropuerto de Colonia-Bonn por 19 euros el trayecto, con tasas e impuestos incluidos. Vale la pena reservar el billete con antelación, ya que su precio puede oscilar según la demanda. El 94% de las reservas se realizan vía internet (www.germanwings.com) o por teléfono (91 625 97 04). En la web hay, además, un apartado e-special en el que se puede localizar todo lo necesario para emprender el viaje, y otro con promociones puntuales. La filosofía seguida por la compañía le ha permitido consolidar su posición en el mercado del low cost. En octubre del 2005, Germanwings celebró el tercer aniversario desde que comenzara sus operaciones, precisamente en el aeropuerto de Colonia-Bonn. Actualmente, desde esta ciudad alemana se puede volar a 47 ciudades europeas. VIAJAR POR 19 EUROS