La paradisíaca isla de Koh Samui, en el golfo de Tailandia y a poco más de una hora en avión desde Bangkok, se está convirtiendo en uno de los destinos vacacionales preferidos en el sureste asiático para viajeros y celebridades de todo el mundo. A muy pocos kilómetros de la casa de los Beckham, en el tranquilo norte de la isla y en la zona de Mae Nam –a menos de dos kilómetros de una playa bordeada de palmeras– se encuentra la exclusiva colección de 22 villas privadas de Samran Gardens (más información en www.samrangardens.com), en medio de un entorno natural espectacular de cocoteros gigantescos. Se trata de lujosos hogares de entre 110 y 475 metros cuadrados, cada uno con su piscina privada. Aunque la extensión de Samran Gardens es de casi 26.000 metros cuadrados, los creadores de este privilegiado lugar han optado por construir pocas villas para asegurar la tranquilidad y el espacio. El concepto de privacidad y tranquilidad han sido, por tanto, primordiales en su concepción .