Protegerse contra los rayos del sol en verano no empieza ni termina en un día de playa o piscina. Durante la época estival solemos estar largas horas tumbados y expuesto al astro rey. Pero, no solo el sol nos invade en la playa, también entra por la ventana de la oficina, incluso lo encontramos durante los días laborables en la ciudad y en los ratos libres, cuando salimos de trabajar y paseamos o disfrutamos en una terraza. Así que, más allá de los protectores solares, debemos cuidar nuestra piel durante toda esta época con cosmética afín.

El sol aporta vitamina D y un bonito bronceado, pero también causa daños oxidativos irreparables que se convierten en manchas, arrugas y sequedad extrema. En verano tu segunda misión, después de protegerte con SPF 50, es reparar el fotoenvejecimiento de la piel abusando de antioxidantes. Sí, lo has leído bien, a-bu- san-do. ¿Cómo? Por un lado, come frutas y verduras de colores vivos (tomate, pimiento rojo, kiwi, lima, grosella, kale…) Allí está tu santo grial con nutrientes antiox. Pero el cuerpo, aunque sea muy sabio, no siempre destina todas las vitaminas donde nosotros queremos. Por eso, vale aclarar que la biodisponibilidad de los antioxidantes de los alimentos en la piel es insuficiente. Además, el mecanismo intestinal de absorción es saturable, es decir, aumentar el consumo de estos alimentos después de cierto límite no incrementa la cantidad que llega a la piel. Así que no te queda más remedio que ayudarte de cosmética con antioxidantes. Este verano, hazte con un tratamiento reparador y preventivo que contrarreste el envejecimiento prematuro de la piel producido por la radiación solar.

¿Qué ingredientes o activos cosméticos buscar en tus cremas de verano?

La vitamina C es el principal antioxidante de la fase acuosa de la piel, búscala en forma de ácido ascórbico. La encontrarás en las cremas de noche de las rutinas unisex AGE CODE LAB diseñadas para pieles de más de 20 años y de más de 30 años. Sin duda, la crema de noche EVERYNIGHT será tu mejor aliado para reparar la piel mientras duermes.

La vitamina E protege a la capa lipídica. La encontrarás dentro de las hidratantes de día y de noche de las rutinas faciales AGE CODE LAB. ¿Sabías que este ingrediente es súper amigo de la vitamina C? Juntos formar en “dream team” para conseguir una piel saludable.

El Escualano, un lípido antioxidante secretado por nuestras glándulas sebáceas, también será tu aliado. Encuéntralo en la crema de día EVERYDAY AGE 30+ de AGE CODE LAB. Aportará toda la hidratación y todos los antioxidantes que tu piel necesita para emprender la jornada.

¿Un plus? En todas las fórmulas AGE CODE LAB se combinan los activos antiox con ácido hialurónico que, además de un excelente hidratante, ayudan a los demás activos a penetrar más profundamente en la piel.

¿El resultado? Un piel hidratada, sin brillos ni sensación grasa que ayuda a prevenir y reducir las arrugas y las manchas solares.