Un año más vuelve Drap-Art, Festival Internacional de Arte Sostenible de Cataluña, y este año, más que nunca, será un festival diferente. Por primera vez en sus 24 años de historia, el festival repartirá su exposición en diferentes ubicaciones, todas en el Barrio Gótico de Barcelona. “El objetivo es adaptar el evento a las medidas de seguridad que impone el Covid-19 limitando aforos, y contribuir a revitalizar esta zona de la ciudad, afectada desde hace años por la gentrificación, una problemática a la que ahora se suma la falta de turismo, que ha provocado el cierre de negocios y comercios, y la convivencia de un vecindario diverso y poco cohesionado”, afirma Tanja Grass, fundadora de Drap-Art como asociación y directora del festival desde sus inicios. 

Arte como segunda vida para la basura  

Crear conciencia social, reflexionar sobre la fragilidad del planeta y la gran cantidad de residuos que generamos, visibilizar problemáticas locales y globales, y plantear soluciones a través del desarrollo sostenible, el arte, el diseño y la cultura. 40 artistas (20 elegidos por convocatoria pública y 20 invitados), con una clara tendencia al relevo generacional con más artistas emergentes que nunca, expondrán sus obras creadas con basura, desechos y objetos olvidados o encontrados. 

La imagen del cartel de Drap-Art 2020 es Venganza Bovina del artista Juan Carlos Batista (Tenerife, 1960, Galeria N2), una escultura que reflexiona sobre la ecología entre el surrealismo y el humor negro. Entre muchas otras obras y temáticas el drama de la inmigración se muestra con Mar d’Ànimes (Vicky Gómez, Barcelona, 1971), una escultura en hierro, barro y esmalte; Edgar Massegú (Sarrià de Ter, 1985) es capaz de crear poesía visual con tapas de ollas y metales con Planetario de las OllasToshihito Suzuki (Tokio, 1987) presenta una composición, Conectados, con objetos en desuso que parecen recuperar la vida después de la intervención del artista; Mario Rivas (Argentina, 1981) crea animales mágicos con chatarra y piezas de bicicletas, como su evocador Buey, y no falta la referencia al Covid-19 con el Pez Mascarillo de Héctor Escudero (Barcelona, 1981), una composición hecha con mascarillas de un solo uso recicladas y guantes de látex utilizados por personal sanitario en el inicio de la pandemia. 

La exposición de Drap-Art 2020 se podrá ver en varias galerías de arte y centros culturales del Barrio Gótico de Barcelona, creando un circuito con aforo limitado para garantizar todas las medidas de seguridad. Los espacios son: Villa del Arte Galleries (De la Palla, 10), Artesania de Catalunya (Banys Nous, 11), Reial Cercle Artístic (Dels Arcs, 5), El Borsí (la antigua Llotja, plaza de la Verònica con Avinyó) i la Sala Perill (Avinyó, 46). La exposición también mostrará las obras seleccionadas en la iniciativa “Artistas Confinadxs”, una convocatoria abierta durante el confinamiento de la pasada primavera con la idea de dar voz a los artistas sobre cómo conseguir una sociedad más sostenible, y que de momento solo se ha podido ver online. 

Concurso de Upcycling 

La Plaça Reial de Barcelona, epicentro del Barrio Gótico, también será un escenario clave para Drap-Art 2020. Cada sábado de diciembre se celebrará el tradicional mercado de arte y diseño de Drap-Art, pero este año tan atípico, los comercios y establecimientos de la plaza también están invitados a participar.  

Por primera vez se convoca el Concurso de Upcycling Drap-Art en colaboración con la Associació d’Amics i Comerciants de la Plaça Reial, que realiza una clara apuesta por la sostenibilidad. Todos los establecimientos de la plaza, 16 en total, han cedido a Drap-Art uno de los objetos de los que lanzan a la basura habitualmente. Artistas, diseñadores y artesanos revalorizarán estos objetos practicando el upcycling y convirtiéndolos en obras de arte o diseño que volverán como pieza de exposición al mismo establecimiento del que han salido inicialmente. Desde el 19 de diciembre hasta el próximo 5 de enero todo el que visite la Plaça Reial podrá ver las obras y votar por su preferida para elegir dos piezas ganadoras finales. La iniciativa quiere culminar el espíritu de Drap-Art: llenar de vida, sostenibilidad y cultura el centro de la ciudad, promover valores medioambientales, crear cohesión entre vecindario, comercios, entidades y público, y dar oportunidades a los artistas. 

24ª EDICIÓN 

DEL 11 DE DICIEMBRE DE 2020 AL 5 DE ENERO DE 2021 DIVERSOS ESPACIOS EN EL BARRIO GÓTICO – BARCELONA 

www.drapart.org