AL VER LA FOTOGRAFÍA hay tres reacciones. La del incrédulo: “Eso está hecho por ordenador”. La del resignado: “Increíble, pero nunca lo veré en directo”. La del experimentado: “Doy fe de que realmente es así”. Suerte la de aquel que se pueda incluir en el último grupo, pues la imagen en sí corresponde al One & Only Le Saint Géran en Mauricio, un referente en términos de servicio, estilo y glamur. Para comenzar, su ubicación garantiza la absoluta privacidad de sus clientes, en una península de la costa noreste de Mauricio y a lo largo de kilómetros de playas de arena blanca. El descanso se logra bajo la palmera o, en su versión sofisticada, en el One & Only Spa, casi 2.500 metros cuadrados equipados con salas de tratamiento, de relajación, piscina privada, centro de fitness, clínica de podología y pedicura, boutique y peluquería. Un espacio que ha alcanzado el tercer puesto en la lista de los 25 mejores spas del mundo. El hotel ofrece acceso libre y clases de iniciación gratuitas a deportes acuáticos (esquí náutico, tablavelismo, vela y kayak), tenis, ciclismo campo a través y golf. Existen también otras actividades extras disponibles con un coste suplementario, entre las que se encuentran el buceo o la pesca. Pensando en los más pequeños, One & Only Le Saint Géran ha creado un club temático dedicado a Peter Pan, para niños de entre 2 y 11 años, que incluye una maravillosa colección de disfraces, ropa y trajes, zonas dedicadas a juegos de interior, ordenadores y videojuegos. También para los niños existe una zona exterior de comedor, donde ellos mismos pueden aprender a elaborar su propia pizza, siempre bajo la mirada de especialistas.

BUENA MESA

One & Only Le Saint Géran cuida sobremanera el estómago de sus clientes. En primer lugar, Spoon des Iles es la primera aventura fuera de París del chef Alain Ducasse: el restaurante sirve una innovadora cocina global en un ambiente chic, urbano y sofisticado. Del Rasoi By Vineet, que abrió sus puertas hace un año, destaca por su multipremiada cocina india contemporánea. Tampoco hay que olvidar el Pool Bar y el Golf Bar, ni La Terrasse, un elegante restaurante cubierto con una bóveda blanca y dispuesto a lo largo de la piscina. En él se sirve cada día un desayuno bufet, un menú a la carta a la hora del almuerzo y cenas temáticas.

LUJO CON DISCRECIÓN

Fue en el One & Only Le Saint Géran donde se inventó el servicio de mayordomos dentro de un hotel. Actualmente son 34 los encargados de satisfacer las necesidades de los clientes. Todos ellos han sido formados personalmente por el inglés Ivor Spencer quien, con más de 50 años de experiencia en servicio personal, ha trabajado incluso en el palacio de Buckingham. Los mayordomos son un pilar básico de las 163 espaciosas y lujosas suites del hotel, cada una con su terraza o balcón, duchas en cascada, bañeras de forma oval y espectaculares vistas. Son también un apoyo ineludible en las villas privadas: estos chalets de dos habitaciones están situados entre exuberantes jardines tropicales y ofrecen un confort absoluto y un lujo discreto. Su entrada particular, la piscina privada o el equipo profesional que los atiende –donde mayordomos se integran con mozos de hotel y chefs– son algunos de sus mayores atractivos.

www.oneandonlylesaintgeran.com

TEXTO D. R.