Solo aterrizar en la inmensa meseta –entre el mar de Groenlandia y el océano Atlántico norte– el viajero queda sobrecogido por su riqueza natural: grandes extensiones de tundra, glaciares, lagos, géiseres, fiordos, desiertos de lava, playas de arena negra, cascadas y aguas termales.

A ello hay que sumar los más de 200 volcanes existentes, 30 de ellos activos. Los islandeses aún no han olvidado el último gran susto que provocaron: fue en abril del 2010 cuando el volcán situado bajo el glaciar Eyjafjallajökull, al sur del país, entró en erupción. Además de declararse el estado de emergencia en todo el país y tener que evacuar a millares de personas, la gigantesca nube de ceniza aconsejó el cierre del espacio aéreo de toda Europa, lo que provocó el caos.

Durante días, Islandia estuvo en boca de todos, demostrando la insignificancia humana frente al poder de la naturaleza. Los informativos se llenaron de conexiones en directo desde Reikiavik, lo que sirvió para que el mundo entero recordara la ubicación exacta de este precioso enclave sobre el mapa.

La capital se visita fácilmente a pie, orientándose a partir de dos edificios: la céntrica iglesia Hallgrímskirkja, de 75 metros de altura, y el museo Perlan. Esta última construcción de cristal se sitúa sobre tanques de agua caliente que brota del subsuelo, cuyo calor es transportado de manera natural a toda la ciudad.

Con ambos miradores como referente, se puede localizar fácilmente la moderna Galería Nacional de Islandia, a orillas del lago Tjörnin, o el Museo Nacional, situado al sur. También hay que visitar Austurvollur, atractiva plaza y sede del Parlamento islandés, donde los islandeses suelen acudir en los días soleados.

El Museo de Arte de Reikiavik (repartido en tres edificios); la calle principal de la ciudad (Laugavegur), donde se concentran muchas de las mejores tiendas, cafés, restaurantes y bares; las seis piscinas geotérmicas metropolitanas; y el Museo Folclórico al aire libre de Árbaer (en las afueras) son otros de los múltiples atractivos de esta ciudad.

 

Más Información:

www.islandiatours.es

Texto: Darío Reina